Sistema 1-3-4-3

,

El Sistema de Juego 1-3-4-3 rara vez es empleado hoy en día. Su principal valedor es el Dream Team de Johan Cruyff, con su creación de triángulos y la posibilidad de buscar pases filtrados al hombre libre o al tercer hombre gracias a la superioridad en zonas ofensivas, con 6 hombres en zonas de ataque. Veamos algunas de sus características:

– 3 defensas: Este Sistema obliga a los tres jugadores de la línea defensiva a estar en permanente vigilancia de los atacantes rivales, puesto que su situación, si el balón llega a su zona, es de 1×1. Vigilancias a los rivales y marcaje al hombre si entra en tu zona, lo que se llama marcaje mixto, pues debes seguirle hasta el final de la jugada. Deben ser jugadores veloces, capaces de defender a campo abierto. Al tener sólo 3 defensas no es muy recomendable que suban al ataque, además de exigir a los interiores un gran sacrificio a la hora de realizar la presión, pues ambas bandas son zonas débiles de defender.

– El rombo del centro del campo: La clave de este Sistema de Juego reside en su centro del campo. Hemos eliminado un defensor para sumarlo al medio, constituyendo un rombo que nos permitirá igualar (en caso de que el otro equipo juegue con doble pivote o rombo) o superar (si lo hace con 1-4-3-3) el centro del campo rival. Interiores sacrificados con buena llegada que permitan al mediapunta vivir plácidamente. El mediapunta es la clave de todo en este Sistema. Si es capaz de desatascar la salida de balón y ofrecerse como hombre libre o tercer hombre, las opciones de ganar serán altas. Para que el Sistema sea eficaz es necesaria que la presión sea efectiva en campo contrario, de lo contrario expondremos a nuestros defensas a un constante enfrentamiento con los delanteros rivales. El uso de faltas tácticas y la labor del Pivote como jugador-escoba barriendo cualquier amenaza de contraataque es esencial.

– Delanteros, profundidad y amplitud: Al jugar con extremos abiertos, la sensación de amplitud es patente. El equipo contrario tendrá muchas dificultades para defender todas las zonas. Además, el jugar con punta y mediapunta obliga a los defensas a no poder realizar una presión alta, echando la defensa hacia el portero, lo que dota de profundidad al equipo. Un ejemplo de ello es la actuación de Alexis Sánchez frente al Madrid hace unos años. Mientras Messi revoloteaba por el campo, Alexis obligaba a los centrales a estar pegados a la portería de Casillas.

– ¿Qué hacer frente a otros Sistemas de Juego?: No existen variantes a la hora de adoptar cualquier tipo de estrategia frente a los distintos Sistemas de Juego. Jugar con 3 defensas te obliga a una gran labor de presión en campo contrario. Si el equipo contrario jugara con rombo o doble pivote, los interiores serían los encargados de manejar el juego; si jugarán con 1-4-3-3 o 1-3-5-2, nuestro mediocentro sería clave para actuar como hombre libre y oxigenar la salida de balón.

Para concluir, diremos que el Sistema 1-3-4-3 es un Sistema que necesita mucho porcentaje de posesión de balón, con un gran pressing en campo contrario y vigilancias exhaustivas para la zona defensiva. Un Sistema que requiere de jugadores veloces con alto conocimiento táctico.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *